Judaísmo Mesiánico
Pastor G. Reckart
Copyright 2005, Todos los Derechos Reservados

El Judaísmo Mesiánico es un movimiento religioso que surgió en Israel después del regreso de los Judíos del exilio de Babilonia. Los Judíos en Babilonia eran de la tribu de Judá. Ellos deseaban el Reino de David restaurado. Ya que el linaje de los reyes de la simiente de David había estado perdido por mucho tiempo ellos esperaban restauración por un milagro de Dios. La profecía de Daniel del Mesías venidero fue la inspiración que mantuvo la esperanza viva para la restauración del Reino Davídico. El periodo de tiempo de 490 años de las setenta semanas desde la orden para reconstruir el templo fue considerado como la señal de Dios que el Reino Davídico sería restaurado. Ellos no sabían cómo se realizaría esto o no tenían idea cómo se identificaría y revelaría el hijo de David. Ellos vivían en esperanza y expectación. Nosotros llamamos a esto Judaísmo Mesiánico porque éste era estrictamente algo de la casa de Judá. Todo Israel como nación se beneficiaría del Mesías que vendría de Judá.

Los años intertestamentarios 600 a.C.-26 d.C. provocaron muchos conflictos y guerras. Todos los cuales llevaron a la esperanza que el Mesías vendría inmediatamente. Pero una cosa retenía al hijo de David de aparecer. Ésta era la TOTALIDAD DEL TIEMPO. Es decir, el Mesías no vendría hasta el mismo día que la 70ma semana comenzara y la 69na se hubiese cumplido. La totalidad del tiempo era exactamente 483 años y un día. Luego el Mesías aparecería y todo Israel conocería la opción de Dios para restaurar el Reino de David a Israel. Exactamente en este día Jesús llegó al Río Jordán y Juan el Bautista lo bautizó anunciando éste es el "Cordero de Dios que quita el pecado del mundo." Juan le dijo al pueblo "éste es él" de quien él hablaba concerniente que anunciaría el Reino de Dios. Jesús fue el ÚNICO MESÍAS que vino exactamente en ese día. Otros vinieron antes de ese día y fuera de la secuencia del tiempo a la profecía. Otros vinieron después de aquel día fuera de la secuencia a la profecía. Los Judíos saben esto y así que ellos han hecho dos cosas. 1.) Ellos eludieron y mintieron sobre las 70 semanas de Daniel y cuándo inicia el conteo regresivo; y 2.) Muchos de ellos ahora saben que no pueden vencer a Jesús como el único que cumple la profecía. Así que, ellos ahora declaran que Daniel no escribió el libro y que la profecía es falsa y espurio. A pesar de estas negaciones Jesús vino en el momento exacto de la TOTALIDAD DEL TIEMPO.

Este Judaísmo Mesiánico de Jesús estaba en el calendario de Dios y fue predicho por él mismo a través de la profecía de Daniel. Aquellos que retuvieron esta creencia establecieron algunos otros criterios proféticos que sintieron también apuntaban al Mesías. Uno de éstos era que el Mesías nacería en Belén y su madre sería una virgen. Dando a entender que el Mesías sería el hijo primogénito y no nacería de una madre que ya tuviera hijos. Aun cuando había otras escrituras que eran Mesiánicas, ellos creían que el Mesías las cumpliría. Pero estas dos: el lugar de su nacimiento y el nacer de una virgen eran suficientes para eliminar simuladores y falsos mesías. Dios supo sencillamente como hacer imposible que un falso mesías apareciera. Hoy cuando algún hombre afirma ser Jesús o el Mesías prometido aplicamos el test de las tres maneras: 1.) ¿vino en el primer día de la 70ma semana como fue profetizado por Daniel?; 2.) ¿nació en Belén?; y 3.) ¿nació de una virgen?

Anterior a esto, el Judaísmo Mesiánico era solamente una esperanza profética. Los Judíos creían que el Mesías vendría justo antes del fin del mundo. Ellos creían que él vendría como un General de Ejército y expulsaría de Israel a todos los enemigos. Este Mesías libertador luego purgaría a la nación de todos los ídolos y establecería su Reino en Jerusalén. Aparecieron todo tipo de tests teológicos que los Judíos sintieron debían ser aplicados al Mesías para asegurarse que él era un válido hijo de David y calificaría como el hijo de David para reinar sobre Israel. Estos tests del Mesías fueron fabricados después del tiempo de Jesús y utilizados post-realidades contra Jesús para descalificarlo. Ninguno de estos tests que ellos fabricaron se utilizaron en el juicio contra Jesús. ¿Era Jesús el Mesías? Creemos que las Escrituras muestran que él lo era. Además, la franja de tiempo de 70 semanas o 490 años desde el tiempo de Daniel hasta el Mesías hace mucho tiempo que expiró. ¿Hubo otro Mesías que Jesús que se mostró en Israel en cumplimiento de estas 70 semanas? ¡No! Sólo Jesús vino en la escena al final de la 69na semana e inicio de la 70ma. Sólo Jesús cumplió el elemento del tiempo de la profecía de Daniel. Ya que el tiempo ya ha expirado, no puede venir un nuevo Mesías entre los Israelitas y Judíos. El único Mesías DEBE SER el que vino en la 70ma semana como fue profetizado. Jesús es el único que califica.

El Judaísmo Mesiánico tiene como su principal fundamento la profecía de Daniel en el capítulo 9, donde una exacta franja de tiempo para la venida del Mesías fue establecida. El Mesías candidato era buscado y la mayoría de Israel de una u otra forma creía en el Rey venidero de Israel que heredaría el trono de David y restauraría el Reino Judaico a Israel. Estudiosos Judíos añadieron a la profecía de Daniel lo que ellos creyeron eran marcadores Mesiánicos adicionales que apuntaban a este mismo Mesías venidero. Ellos creían que Moisés profetizó de él. Que David profetizó de él. Y que los Profetas dieron varios indicios de su venida. El Judaísmo Mesiánico nació de la esperanza por la restauración de Israel bajo el trono de David. Simplemente ellos no deseaban una nación con líderes políticos o religiosos fijados por sus enemigos. Ellos deseaban su Reino de vuelta y que la simiente de David reinara sobre la nación. Era este Reino de Dios que todo Israel esperaba vendría.

El Judaísmo Mesiánico era una esperanza de Israel pero ésta no se desarrolló en un movimiento religioso Judío separado hasta que Jesús vino. Fue Jesús quien anunció el Reino prometido de Dios. Jesús es entonces el fundador del Judaísmo Mesiánico como un movimiento religioso Judío.

Aquí es donde la teología Judía y Gentil ponen la espada a la Verdad y la asesinan. El complot para asesinar la Verdad es llevado a cabo cada generación por hombres religiosos que controlan las mentes de las masas. El Judaísmo Mesiánico sufrió ataque del culto del Templo el instante que se llegó a saber que el Mesías había aparecido en el Río Jordán. Jesús como usted bien sabe se desapareció en el desierto durante cuarenta días después de su bautismo y solo después de eso él apareció en Israel y proclamó su derecho como hijo de David y Rey de Israel. Esto inmediatamente sacó a todos los demonios en Jerusalén que se reunían en sus conclaves, paladans, sociedades secretas (Iscarri, Fracmasones, Cabalistas, Talmudistas), y en la gran cámara de piedra tallada del Sanedrín. Durante los siguientes tres años y medio estos demonios intentaron destruir a Jesús y asesinarle. Jesús reconoció a estos enemigos y no les dio respeto u honra. Él abiertamente los llamó serpientes y de su padre el diablo. Naturalmente, este desacuerdo provocó el complot de muerte contra él. Estos Judíos apostatas tramaron que su Mesías, hijo de David, fuese condenado a muerte. El Iscarri se unió al complot y entre éstos vino Judas y tomó el dinero de la muerte. Por esa razón él es llamado por los Apóstoles Judas Iscariote. Los escribas mentirosos y destructores de la Verdad ponen en sus libros que Iscarri quiere decir hombre de Queriot. Esta mentira se lleva lejos la culpa de aquellos que tramaron la muerte de Jesús de ser identificados. Gracias al viejo Fariseo Josefo que nos cuenta sobre este Iscarri en su libro.

Las mentiras de teólogos Judíos y Gentiles empeoran. Ellos se agrupan para afirmar que Jesús no trajo el Reino de Dios y que éste o fue pospuesto o realmente no vino. Ellos afirman que Jesús no vino como Rey cuando él nació o cuando él era el Mesías entre Israel durante tres años y medio. Según estos demonios del infierno, Jesús no vendrá a los Judíos como Rey hasta que él aparezca en las nubes del cielo. Por lo tanto, según ellos, los Judíos actualmente pueden negar a Jesús como Mesías y Rey, continuar observando la Ley, y ellos todavía son el pueblo escogido de Dios. Los mismos demonios y diablos que esparcen odio contra Jesús todavía se afirman que están en pacto con Dios. Estos teólogos se niegan aplicar Marcos 16:16 a estos Judíos o igual Hechos 2:38. Los teólogos Gentiles son culpables de grande pecado contra el Mesías cuando ellos expresan que Jesús no estableció su Reino. Jesús estableció su Reino. Él estableció su reinado y reina sobre Israel. Él nació Rey de los Judíos e Israel y ningún demonio nunca destruirá esa realidad. Nacer Rey significa que él inició su gobierno y reinado en ese momento. Sin embargo, él estaba bajo tutores y gobernantes (padres) hasta el tiempo que él apareció a Israel en los bancos del Jordán para anunciar verdaderamente el Reino de Dios. Usted recordará como Jesús llegó cabalgando a Jerusalén sobre un asno el pollino hijo de asna mientras el pueblo gritaba Hosanna, Hossana, Bendito es el que viene en el nombre del Señor. Allí llegó el Rey. Allí él se sentó y el pueblo supo que él era el legítimo hijo de David. La profecía de Zacarías 9:9 se cumplió:

Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí TU REY VENDRÁ A TI, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna.

Todo aquel que miente sobre Jesús como Rey en su primera venida es un demonio. La Palabra de Dios expone a todos semejantes mentirosos. ¿Por qué soy tan intrépido en esto? Es porque muchas buenas personas están siendo engañados por estos teólogos Judíos y Gentiles. Hay pocos hombres hoy que gritarán fuerte y no perdonarán. ¿Oh, hay montones de predicadores, pero qué están predicando? Cuanto es pifia y sermones diseñados para apelar a la carne y no provocar mentes y corazones puros para la Verdad. Hay pocos hombres y mujeres en esta hora que se han separado para el Rey de Israel en Verdad. Así que, la internet tiene muy poco sobre este gran Dios y Salvador y su Reino. Si persiguiera como estos otros la riqueza del mundo, popularidad, o tener una Iglesia exageradamente grande en la mentalidad de Laodicea, me iría al infierno perdido. Atesoro mi alma y mi salvación. Me rehúso a esconder mis ojos de la verdad. Me niego a permitir que se hablen mentiras como Verdad. He dedicado mi vida al Mesías de Israel y no silenciare mi voz o mi esfero por recompensas. No soy un Judas.

El Judaísmo Mesiánico de Jesús se quitó y separó de todas las demás sectas religiosas Judías. Éste se convirtió en el Reino de Dios entre la nación Israelita. Todo Judío que vio en Jesús el cumplimiento de la profecía Mesiánica de Daniel y demás Profetas, sin retraso huyó de todos los demás Judaísmos y entró en el Reino. Estos Judíos no colocaron tradición o rituales sobre el Reino. Este Reino es llamado la Iglesia. Por Iglesia el Griego significa "llamados afuera." Estos llamados afuera entraron en el Reino y obtuvieron salvación. Sí, salvación para los Judíos está SOLAMENTE EN EL REINO. No hay salvación en ningún otro lugar o en ningún otro nombre (Hechos 4:12). La Iglesia del Nuevo Testamento es el verdadero Israel de Dios. Porque, donde quiera que el trono de David esté, ése es el verdadero Israel de Dios. Jesús movió el trono de Israel a la Iglesia-Reino y allí éste está hoy. ¿Ha reemplazado la Iglesia a Israel como nación? ¡SÍ! ¿Los miembros de la Iglesia han reemplazado a los Judíos? ¡No! Pero, Gentiles creyentes han reemplazado a Judíos incrédulos que rechazan a Jesús como el Mesías. Estos Gentiles son injertados al olivo de donde los Judíos incrédulos fueron cortados. ¿Pueden los Judíos volver al olivo? ¡Sí! Cuando ellos no permanezcan más tiempo en incredulidad y vengan al Reino para salvación y cumplimiento de la promesa de Abraham.

El Judaísmo Mesiánico nunca será destruido. ¡Cuando nos acerquemos al final de esta era de tiempo, el Evangelio del Reino será predicado una vez más entre todas las naciones como testimonio, y LUEGO VENDRÁ EL FIN!

¿Es usted uno de aquellos destinados para estar en el Reino de Jesús Mesías? Si lo es, su corazón será atribulado por lo que acaba de leer. Usted caerá de rodillas y pondrá su vida en las manos de Jesús para su Reino. Usted seguirá lo que Pedro mandó en Hechos 2:38. Usted entrará al Judaísmo Mesiánico de Jesús. Si no hay Iglesia cerca a usted donde sea predicada esta doctrina, usted puede ser guiado por Dios para venir a Tampa, Florida y unirse con nosotros hasta que Dios le coloque donde él quiera.