LA PASCUA DE JESÚS MESÍAS

Por Cohen G. Reckart & El Discípulo Herb Cunningham

JN. 6:53 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.
54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y Yo le resucitaré en el día postrero.
55 Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
56 El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y Yo en él.

En el año 325 d.C. los fundadores de la Iglesia Católica se reunieron en la Ciudad de Nicea, Grecia. Ese año ellos decretaron que la Pascua del Señor como era celebrada por los Apóstoles y muchas Iglesias orientales debía detenerse para siempre por decreto papal. Ellos cambiaron el nombre de la Pascua del Señor y la llamaron Pascua de Resurrección según "EOSTRE" la diosa Germana de la primavera. Aquellas Iglesias que rechazaron esta intrusión pagana sobre la sagrada celebración y la falta de respeto hacia la Pascua del Señor, desobedecieron ese decreto. Muchos perdieron sus casas, propiedades, y sus Iglesias.

La Iglesia Católica entonces y hoy considera a todo aquel que practica la Pascua del Señor como fue hecho por la antigua Iglesia primitiva como enemigos de la autoridad del Papa y los Concilios de la Iglesia Católica y ha perseguido a muchos miles a muerte. Éstos eran llamados "herejes" para avivar el odio Católico contra ellos y una razón para matar a un hombre, mujer, y niño: aunque la Historia los vindica que practicaban la antigua celebración de la Cena del Señor en el día correcto que Jesús mismo la observó y ordenó que fuese observada después de esto como él lo había hecho en el día correcto y en la forma correcta. La mayoría de las Iglesias Protestantes siguen los credos y decretos Católicos y nunca han reestablecido la Pascua del Señor en su correcto día anual. La Comunidad Mesiánica Apostólica y otras verdaderas Iglesias Apostólicas se rehúsan a seguir decretos papales y las enseñanzas de Iglesias Católicas y Protestantes sobre este tema.

Nosotros seguimos el Nuevo Testamento y creemos las doctrinas y enseñanzas de Jesús, los Apóstoles, y primeros Cristianos. Esta lección sobre la Pascua del Señor es un intento de presentar la verdad sobre la Pascua Cristiana como Jesús Cristo la enseñó y esperaba que nosotros continuáramos observando. Conmemorar la Pascua del Señor no es un ritual de la abolida Ley del Antiguo Testamento. Aquellos que conocen la verdad de ésta y la celebran poseen vida eterna. Aquellos que la rechazan, no pueden ser salvos. Debemos caminar en la luz como se nos ha sido revelado.

Judas 1:3 declara que nosotros debemos "contender ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos." Ahora examinemos el tema de la Cena de la Pascua del Señor para ver si estamos en la verdadera fe o fuimos cambiados mediante decretos, amenazas, y posibles perdidas de vida a seguir a las Iglesias Católica o Protestantes en sus tradiciones de hombres.

Estudiemos este tema para determinar si la Cena del Señor (Llamada aquí dentro la Pascua del Señor), era realizada cada Domingo; "todas las veces" que vosotros la hiciereis, dando a entender varias veces en un día o en diferentes temporadas del año; o una vez en la Pascua anual. Muchos afirman que la Iglesia llevaba a cabo la Comunión o la Cena del Señor cada Domingo. ¡Esto es Falso! A ellos les gusta citar el texto de Hechos 2:46 donde dice que los Discípulos iban de casa en casa partiendo el pan. Esto ciertamente no es texto prueba de la Comunión cada Domingo. ¿Por qué? Porque el texto no dice nada sobre la Copa de la Comunión, nada sobre el lavamiento de pies, y nada sobre el pan sin levadura. El texto no dice en cuál día(s) de la semana éstos iban de casa en casa y tenían comunión y partían el pan. Ciertamente si alguien toma este texto como texto prueba él también confesara que ir de casa en casa era también una observancia de cada Domingo, dando a entender que la Comunión era llevada a cabo en cada casa en que ellos se sentaban y partían el pan. El texto también dice que al mismo tiempo que ellos partían el pan ellos comían su carne con humildad y sencillez de corazón. Este comían "carne" indica algo que se come en general con alimento preparado alrededor del cual ellos partían el pan. Hay tres cosas mencionadas en este texto: 1.) ir de casa en casa; 2.) partir el pan; y 3.) comer carne. Si esta es la Comunión del Señor entonces ellos la tomaban mientras comían una comida regular. No hay ni una vez que sea utilizada la palabra "carne" en el Nuevo Testamento que se refiera a la Comunión o Cena del Señor. De hecho, Pablo reprende semejante mezcla de comer la Cena del Señor y al mismo tiempo comer comida preparada (1 Co. 11:20-22). Hechos 2:46 no puede ser utilizado para probar o una observancia de la Cena del Señor "todas las veces" o una observancia cada Domingo. Además, si esta era la práctica, el Apóstol Pablo y el Apóstol Juan no la enseñaron entre las Iglesias del oriente de Asia. Porque la historia tiene presente el hecho que éstas retenían solamente el día anual en el cual el Señor la estableció. Ambos Policarpo y Polícrates verifican esta realidad. El hecho que se realizaran varios sínodos y concilios del papado contra esta antigua práctica que venía desde Pablo y Juan muestra que cualquier otra excepto la observancia anual es falsa.

Cohen G. Reckart
Discípulo Herb Cunningham
1993


VIDA ETERNA MEDIANTE LA PASCUA DEL SEÑOR
DESPUÉS DEL NUEVO NACIMIENTO Y ADOPCIÓN AL JUDAÍSMO CRISTIANO

Juan 6:53-56

53: Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.

54: El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y Yo le resucitaré en el día postrero.

55: Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.

56: El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y Yo en él.

LA PASCUA FUE ORDENADA COMO UN MEMORIAL ANUAL

ÉX. 12:1-3

1: Habló el SEÑOR a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo:

2: Este mes os será principio de los meses; para vosotros será este el primero en los meses del año.

3: Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el 10º día de este mes tómese cada uno cordero según las familias de los padres, un cordero por familia.

ÉX. 12: 5-14

5: El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomareis de las ovejas o de las cabras.

6: Y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes.

7: Y tomarán la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer.

8: Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas lo comerán.

9: Ninguna cosa comeréis de él cruda, ni cocida en agua sino asada al fuego; su cabeza con sus pies y sus entrañas.

10: Ninguna cosa dejaréis de él hasta la mañana; y lo que quedaré hasta la mañana, lo quemaréis en el fuego.

11: Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua del SEÑOR.

12: Pues Yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo el SEÑOR.

13: Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto.

14: Y este día [14 de Nisán] os será en memoria, y lo celebrareis como fiesta solemne para el SEÑOR durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis.

Nm. 9:2-5

2: Los hijos de Israel celebrarán la Pascua a su tiempo.

3: El decimocuarto día de este mes, entre las dos tardes, la celebraréis a su tiempo; conforme a todos sus ritos y conforme a todas sus leyes la celebraréis.

4: Y habló Moisés a los hijos de Israel para que celebrasen la Pascua.

5: Celebraron la Pascua en el mes primero, a los catorce días del mes, entre las dos tardes, en el desierto de Sinaí; conforme a todas las cosas que mandó el SEÑOR a Moisés, así hicieron los hijos de Israel.

Nm. 9:13

13: Mas el que estuviere limpio, y no estuviere de viaje, si dejare de celebrar la pascua, la tal persona será cortada de entre su pueblo; por cuanto no ofreció a su tiempo la ofrenda del SEÑOR, el tal hombre llevará su pecado.

Nm. 28:16

16: Pero en el mes primero, a los catorce días del mes, será la pascua del SEÑOR.

Las Escrituras claramente establecen que hay una temporada, un mes, un día, y un tiempo cuando se debía observar la Pascua. La Pascua no podía ser celebrada por antojo en algún otro tiempo del año. Igual así, cuando llegamos a la Pascua de Jesús Mesías, debe ser honrada en su temporada, su mes, su día, y en el tiempo señalado. ¿Si Dios se aseguró que todos estos ingredientes vitales estuvieran unísonos para el evento del Calvario, por qué deberíamos entonces pensar que sencillamente podríamos conmemorarla en cualquier día?

LAS ESCRITURAS
HAN ESTABLECIDO LOS HECHOS DE LA PASCUA DEL SEÑOR

1. Sacrificio del cordero.

2. Aplicar la sangre.

3. Pan sin levadura.

4. Debe celebrarse el 14º día de Nisán al atardecer.

5. La Pascua es un memorial [evento anual] para el Señor.

6. Esta es una fiesta que debe ser celebrada por siempre.

7. Ésta debe ser celebrada en el tiempo apropiado [atardecer] que el Señor ordenó.

8. Aquellos que no la celebraren en la forma apropiada o temporada apropiada del año serán cortados y llevarán sus pecados.

JESÚS OBSERVÓ LA ANTIGUA PASCUA

Lucas 2:41-42

41: Iban sus padres todos los años a Jerusalén en la fiesta de la Pascua;

42: Y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta.

Mateo 26:17-20

17: El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, vinieron los discípulos a Jesús, diciéndole: ¿Dónde quieres que preparemos para que comas la Pascua?

18: Y él dijo: Id a la ciudad a cierto hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la Pascua con mis discípulos.

19: Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó, y prepararon la Pascua.

20: Y como fué la tarde del día, se sentó a la mesa con los doce.

Juan 2:13, 23

13: Estaba cerca la Pascua de los Judíos; y subió Jesús a Jerusalén.

23: Estando en Jerusalén en la fiesta de la Pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía.

JESÚS FUE CRUCIFICADO EN El TIEMPO DE PASCUA

Mateo 26:2

2: Sabéis que dentro de dos días se celebra la Pascua, y el Hijo del Hombre será entregado para ser crucificado.

Lucas 22:15

15: Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta Pascua antes que padezca!

LA ÚLTIMA PASCUA DE JESÚS MESÍAS

Juan 2:3-4

3: Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino.

4. Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aun no ha venido mi hora.

Lucas 22:1, 8, 14

1: Estaba cerca la fiesta de los panes sin levadura, que se llama la Pascua.

8: Y Jesús envió a Pedro y a Juan, diciendo: Id, preparadnos la Pascua para que la comamos.

14: Cuando era la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles.

¿CUÁNDO VINO LA HORA DEL MESÍAS?

Nm. 9:5

5: Celebraron la pascua en el mes primero, a los catorce días del mes, entre las dos tardes.

Lucas 22:14-15

14: Cuando era la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles.

15. Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta Pascua antes que padezca!

Mateo 26:19-25

19: Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó, y prepararon la Pascua.

20: Cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los doce.

21: Y mientras comían [la Pascua], dijo: De cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar.

22: Y entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a decirle: ¿Soy yo, Señor?

23: Entonces él respondiendo, dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar.

24: A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido.

25: Entonces respondiendo Judas, el que le entregaba, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: Tú lo has dicho.

JESÚS OBSERVÓ LA ANTIGUA PASCUA
ÉL DA INSTRUCCIONES PARA LA PASCUA DEL JUDAÍSMO CRISTIANO

Mateo 26:26-28

26: Y mientras comían, [la Pascua] tomó Jesús el pan, [sin levadura] y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo.

27: Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos;

28: Porque esto es mi sangre del Nuevo Pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.

Note que, Jesús cumplió la forma de observar la Pascua del Antiguo Testamento e instituyó después la Nueva Pascua Cristiana para reemplazar ésta para el Judaísmo Cristiano.

Lucas 22:14-15

14: Cuando era la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles.

Para determinar la hora vea Nm. 9:5--Celebraron la Pascua en el mes primero, a los catorce días del mes, entre las dos tardes.

15: Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta Pascua antes que padezca!

Lucas 22:17-20

17: Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros;

18: Porque os digo que no beberé mas del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga.

19: Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí.

20: De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el Nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.

Note que Jesús fue muy cuidadoso referente a la hora de la Pascua. Él no cambió el día o la hora, sólo la manera en la cual ésta debía ser tomada.

Juan 6:47-58

47: De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.

48: Yo soy el pan de vida.

49: Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron. [40 años]

50: Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera.

51: Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual Yo daré por la vida del mundo. [2,000 años]

52: Entonces los Judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede este darnos a comer su carne?

53: Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.

54: El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y Yo le resucitaré en el día postrero.

55: Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.

56: El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y Yo en él.

57: Como me envió el Padre viviente, y Yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí.

58: Este es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente.

Mateo 5:17

17: No penséis que he venido para abrogar la Ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.

CRISTO ES NUESTRA PASCUA

¿Quiso Jesús que el Judaísmo Cristiano reemplazara la Antigua Pascua y adoptara después su Memorial de la Pascua en ese mismo día? Debemos examinar las Escrituras para ver cómo los apóstoles llevaron a cabo la orden, "Este Memorial de la Pascua Háganlo En Recuerdo de mí (VBJ)."

I Co. 5:7-8

7: Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.

8: Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad.

Pablo nos dice que celebremos la fiesta. Para identificar la fiesta, examine Lucas 22:1, Marcos 14:1, y Mateo 26:2.

Lucas 22:1

1: Estaba cerca la fiesta de los panes sin levadura, que se llama la Pascua.

Marcos 14:1

1: Dos días después era la Pascua, y la fiesta de los panes sin levadura; y buscaban los principales sacerdotes y los escribas como prenderle por engaño y matarle.

Mateo 26:2

2: Sabéis que dentro de dos días se celebra la Pascua, y el Hijo del Hombre será entregado para ser crucificado.

¿Cuál Es la Verdad que Debemos Conocer Con el Fin de Observar la Fiesta correctamente y con apropiado honor?

I Co. 5: 7

7: Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.

I Co. 11:23-26

23: Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche [15 de Nisán] que fue entregado, tomó pan;

24: Y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí [Recuerde en 1 Corintios 5:7-8, él dice celebrad la fiesta].

25: Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mi.

26: Así, pues, todas las veces que comiereis de este pan, y bebiereis de esta copa, la muerte del Señor anuncias hasta que él venga.

En I Corintios 5:8, él nos ha dicho cuán a menudo y cuándo y por cuánto tiempo celebrar la Pascua del Nuevo Testamento.

I Co. 5:8

8: Así que celebremos la fiesta. Esta fiesta era un evento anual, no diario, no semanal, o en vísperas de Año Nuevo.

¿POR QUÉ DEBEMOS CELEBRAR LA FIESTA DE LA PASCUA DEL SEÑOR?

I Co. 11:24

24: Haced esto en memoria de mí. Recuerde Jesús mismo dijo esto refiriéndose a su Memorial de la Pascua.

La Fiesta proclama la muerte del Señor hasta que él venga [1 Corintios 11:26].

Éx. 12:13-14, ¡El Señor dijo!

13: Y la sangre os será por señal en la casa donde vosotros estéis, y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto.

14: Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para el SEÑOR durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis.

Jesús abolió la antigua ordenanza de celebrar la Pascua. La nueva ordenanza de la Pascua con la costumbre del Nuevo Testamento de la Copa representando su sangre y el pan sin levadura su cuerpo no puede ser prohibida. Jesús se convirtió en el Cordero de la Pascua de Dios. Él no cambió el tiempo o día del día de la Fiesta del memorial anual, ... sólo los elementos. No sacrificamos corderos. No sumergimos hierbas amargas (lechuga) en vinagre. No bebemos cuatro copas de vino. No la celebramos soñando aun con el Israel natural que quiere ser salvo sin la Pascua del Mesías por medio de antiguas obras y rituales. No compartimos el recuerdo de la esclavitud en Egipto ni el primogénito salvado de la muerte. No cazamos por la casa para quitar la levadura. No vendemos toda la levadura que tengamos como lo hacen los Judíos para evitar la responsabilidad de la remoción. Pero si como Jesús y Pablo enseñaron. Nosotros debemos celebrar la fiesta en su apropiada temporada señalada y en el día correcto. Y ya que nosotros celebramos el anual 14 y 15 de Nisán en la forma del Nuevo Testamento, invocamos el recuerdo del Señor como nuestro Cordero de Pascua, sacrificado por nosotros. Los discípulos Mesiánicos Apostólicos continuarán observando la pascua del Señor hasta que él venga como un memorial de su expiación por nosotros.

I Co. 11:27

27: De manera que cualquiera que comiere de esta pan o bebiere de esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor.

En I Co. 5:8, él dice que nosotros debemos celebrar la Fiesta con sinceridad y verdad. Debemos celebrar la fiesta reuniendo ambos requerimientos para ser dignos.

VENIR A LA MESA DEL SEÑOR CON SINCERIDAD

I Co. 11:28--Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa.

Nm. 9:13--Mas el que estuviere limpio, y no estuviere de viaje, si dejare de celebrar la pascua, la tal persona será cortada de entre su pueblo; por cuanto no ofreció a su tiempo la ofrenda del Señor, el tal hombre llevará su pecado.

I Co. 5:7-Cristo nuestra pascua sacrificada por nosotros.

I Co. 5:8-Así que celebremos la fiesta.

Debemos celebrar la fiesta en su temporada señalada. Cualquiera que toma la Fiesta de la Pascua en el tiempo equivocado o sin sinceridad está tomando la Pascua indignamente.

I Co. 11:29-33

29: Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor juicio come y bebe para sí.

30: Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen.

Recuerde que el Señor dijo en Nm. 9:13--Si una persona rehúsa celebrar la Pascua en su temporada apropiada, tal individuo continua a cargar su pecado.

I Co. 11:31

31: Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados. [¿Es usted culpable del pecado de omitir la Pascua del Señor?]

Pablo dijo, "celebremos la fiesta" en la forma del Nuevo Testamento de recordar la Pascua de Cristo.

Juan 6:53-56

53: Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.

54: El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y Yo le resucitaré en el día postrero.

55: Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.

56: El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y Yo en él.

¡Pablo instruyó a todos los Cristianos a celebrar la fiesta de la Pascua del Señor! Pablo también dijo en Gálatas 1:9; "Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema." La fiesta de la Pascua del Señor era una parte esencial del Evangelio que Pablo predicó.

HISTORIA DE LA IGLESIA

Algunos predicadores, discriminando su odio contra observar la Pascua criticarán nuestra uso de la historia de la Iglesia para autenticar la verdad Apostólica del Nuevo Testamento. Pero, si usted les pregunta cuando fue adoptada del paganismo la doctrina de los tres dioses distintos siendo tres personas separadas y co-iguales, ellos inmediatamente señalan al Concilio de Nicea en el 325 d.C. Ellos corren rápidamente a los libros de historia para probar sus afirmaciones. Pero ellos nos niegan el derecho a probar que una de "sus tradiciones" es errónea por el uso de los libros de historia. ¡Exáminemos todos los decretos de Nicea, no solamente uno! ¡Aquellos que están separados de Roma saben que el Concilio de Nicea fue el pleno nacimiento de Misterio Babilonia dando a luz a una nueva hija Caldea!

La historia de la Iglesia puede ser analizada por medio del Apóstol Juan y el Libro de Apocalipsis.

Establecer el fondo para las Iglesias de Asia examinan las siguientes escrituras.

EL ANTICRISTO RECHAZA LA DOCTRINA DE LOS APÓSTOLES

1 Juan 2:18-19

18: Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo.

19: Salieron de nosotros, PERO NO ERAN DE NOSOTROS (Nunca dice que la Iglesia Católica fue alguna vez Apostólica o que es la Iglesia Apostólica caída. Eso es mentira); pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.

LA SANA DOCTRINA RECHAZADA POR CREDOS PAPALES

II Ti. 4:1-4

1: Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesús Cristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino,

2: Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

3: Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,

4: Y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

II Ts. 2:7

7: Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio.

Judas 1:3

3: Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que una vez ha sido dada a los santos.

Por estas Escrituras conocemos que el anticristo con falsa doctrina atacará a la Iglesia y convertirá la verdad en tradiciones de hombres, es decir, fábulas. Ya que la Pascua del Señor era un enfoque original de la fe ése también debió ser pervertido y alterado por hombres y sus tradiciones.

Para volver de clic aquí

Para continuar bajo la sangre de Jesús y a la Parte Dos, de clic a la Cruz debajo

Página de Inicio